LIBERADOS SINDICALES Y LIBERADAS SINDICALAS

Esta mañana, bien tempranito, aprovechando el sol que ya asomaba y la fresca brisa con que nos obsequiaba el Guadarrma, dirigí mis pasos hacia el centro de Madrid, no quería perderme la alegre bilbiriketa sindical contra las medidas del gobierno del PP mientras que su presidente, Mariano “cienporcien”, pasea su absolutismo por la calle Betis de Sevilla.
Acudir a estas manifestaciones sindicales tiene un plus de emoción pues puedes ver, si tienes suerte –claro-, a tus representantes sindicales; aquellos que nunca ves en la oficina, o en taller. Eso, naturalmente, si no están de vacaciones cuando se convoque la manifestación, que entonces -¡quien no lo entendería!- tendrán que sacrificarse y volar hasta el Caribe o tomar el barco para irse de crucero en lugar de estar sujetando la pancarta junto a Cándido que es lo que en realidad les mola.
El caso es que estaba yo tomando un café en una terraza y a babor y estribor tenía una gran cantidad de camaradas con sus banderas y sus ropas rojas que hablaban a grandes voces sobre la extraordinaria acogida que iba a tener esta manifa. Iba a escribir concentración pero esto es más de la derecha. La derecha se concentra, la izquierda se manifiesta. Seguramente alguien podría encontrar una explicación sociológica, o psicológica a esta diferencia. El caso es que entre voz y voz pude escuchar a los dirigentes de ambos sindicatos relatar a una televisión sus cuitas. Los compañeros y compañeras…, los afiliados y las afiliadas…, los trabajadores y las trabajadoras…
¡Coño!, pensé para mis adentros. Es cierto, sólo hay que girar la cabeza y observar que, por todas partes, aparecen hombre y mujeres vestidos de rojo, con las mismas pegatinas, las mismas banderitas, las mismas proclamas, pero ¿cuántas mujeres liberadas hay y qué cuota de género existe en los sindicatos?. Hago un repaso mental y me salen los siguientes secretarios generales de ambos sindicatos: Marcelino; Antonio Gutiérrez; Long John Silver Fidalgo y Toxo por parte de los CC.OOs. Nicolás y Cándido Méndez, por parte de los CC.AAs. ¿Mujeres?… Pues ahora mismo no sé si cero o ninguna.
Aburrido de escuchar ripios sin ningún tipo de imaginación (Rajoy, cabrón trabaja de peón y otros por el estilo) me vuelvo a casa con la tarea de escarbar en las Secretarías Generales de ambos sindicatos para ver hasta qué punto existe una cuota paritaria, que no dudo que exista, puesto que de lo contrario las feministas habrían organizado un guirigay de aquí te espero y habrían capado a un par de peleles con el careto de Toxo y de Méndez. ¿No creen ustedes?.
Pues ya ven ustedes que no va a ser así. Que resulta que, dentro del ámbito sindical los currelas se pasan por el forro la paridad entre sexos y los cargos, carguitos y cargazos se quedan en la balanza de los machomán. Comisiones Obreras: De dieciocho secretarías generales autonómicas, dieciséis son para varones y tan solo dos para señoras sindicalistas. Dos comunidades, eso sí, de una importancia básica para el sindicalismo patrio: Baleares y Melilla. La UGT, por su parte, anda peor todavía. Claro es que ellos tienen una disculpa; después de tener a Bibiana y Leire, cualquiera pone más cuotas en marcha. Pues bien, la UGT tiene una sola mujer al frente de una secretaría general autonómica y también de una gran importancia: Cantabria.
Es imposible, sin la ayuda de ambos sindicatos, saber el número exacto de sindicalistas liberados de uno y otro sexo. Debe de haber una diferencia tan grande entre unos y otros que no esperen ustedes ni una sola cifra o aclaración. Lo que extraña de esto es que se siga manteniendo como cierto que el feminismo lo practica la izquierda en exclusiva. Y más extraña todavía que las feministas no hayan cogido por los mismísimos a los sindicalistas y se manifiesten a las puertas mismas de las casas del pueblo y las sedes de ambos sindicatos.
Ustedes han escuchado, no me lo invento yo, frases y palabras como aquella de los miembros y las miembras, pero lo que nunca habrán escuchado es los liberados sindicales y las liberadas sindicalas. Igual es por que no existen…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s